Longbow inglés

Cuando pensamos en un long bow la primera imagen que nos viene a la mente es el arco de Robin Hood; si nos fijamos en su empuñadura nos daremos cuenta que poco tiene que ver con las empuñaduras de muchos long bows actuales. Hoy nos gustaría hablar un poco sobre ello.

La técnica y el diseño siempre han estado al servicio de la arquería y por tanto rechazar los diseños modernos por no “ajustarse al canon” sería poco pro-arquero. Pasemos a considerar los diferentes diseños de empuñadura para conocerlos un poco más.

Para comenzar hablemos del padre de los modernos long bows laminados: el long bow estilo Howard Hill. Este arco, que se sigue fabricando y vendiendo en la actualidad, lleva una empuñadura de corte recto con el canto redondeado donde apoya la mano. Es la empuñadura clásica por definición. También pueden verse variaciones de esta empuñadura de forma barrilada o cóncava, para darle un poco de ergonomía.

En un diseño más evolucionado encontramos las empuñaduras de semi grip, o apoyo localizado. Este, siendo más ergonómico que el primero, no sacrifica su estilo clásico pues sigue siendo de corte bajo y apenas añade la forma necesaria para que la mano encuentre sola su lugar. Este tipo de diseño, cuando está bien trabajado, nos ofrece empuñaduras muy estables, pues el hecho de ser de corte bajo no la hace menos estable ni incómoda.

Empuñadura con diseño semi-grip del “Lignum Vitae – BRE”

En la actualidad podemos ver cómo las empuñaduras de los arcos de poleas han evolucionado en diseño hacia las de corte bajo con un contacto mínimo, muy similar a la de semi grip para long bow. Siendo este el arco más evolucionado y preciso diseñado hasta la fecha, habrá que tener en cuenta dicha deriva.

Por último, al mundo del long bow, llegaron las empuñaduras de pistola o ergonómicas. Este estilo de diseño suele ser usado para arcos recurvos. Se fabrican en cuerpos generosos en peso y material; para poder trabajarlas se necesita más material que en otros diseños. Tienen la ventaja de ser las más ergonómicas y sus diseños pueden variar entre baja, media y alta, para adaptarse al gusto del arquero. Por desgracia un arco con esta empuñadura pierde su diseño clásico de long bow de forma irremediable.

Empuñadura pistol grip de un “Predator – Lobo”

Por eso los amantes del long bow en su estilo más puro suelen decantarse entre las primeras y las segundas, siendo las de semi grip las más utilizadas en la actualidad por quien busca el equilibrio entre esencia y ergonomía.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.