El spine de las flechas es una medida que a aquellos que empiezan en el tiro con arco les puede traer bastantes quebraderos de cabeza, incluso a los que ya son más expertos si no se comprende con claridad, por eso creo importante escribir un artículo dedicado a ella.

En mi primer artículo mencionaba que entre el spine de las flechas y la paradoja del arquero existe una relación directa, y es que para que la paradoja del arquero se produzca de forma correcta y nuestras flechas estabilicen su vuelo para acabar llegando a su objetivo es importante que estas tengan el spine correcto.

Ya comenté en aquella ocasión que la flecha al ser disparada, sobre todo con técnica mediterránea o apache, se flexiona sobre si misma por culpa de la aceleración que sufre al verse impulsada desde la parte posterior del astil, esta flexión se anula en los primeros metros de vuelo cuando su flexión dinámica es la adecuada. Es aquí donde encontramos esa relación, pues esa flexión dinámica se relaciona directamente con el spine, o flexión estática, de la flecha.

La medida del spine viene determinada por los fabricantes de flechas. Esta suele marcarse en las flechas de carbono con una cifra que hace referencia a la deformación estática de las mismas, así cuanto mayor es ese numero más blanda es la flecha y viceversa. En las de aluminio o madera hay que recurrir a las tablas del fabricante para conocerla ya que traen marcada esa información.

Para definir el spine se cogen un astil de, al menos, 29” (73,66cm) y se apoya entre dos puntos separados 28” (71’17cm) de tal forma que desde el centro del tubo a cada apoyo haya 14” (35,56 cm). Desde el centro se deja colgar libremente un peso de 1,94lb (880g), la medida de la deformación que se produce, tomada en milésimas de pulgada, es la cifra que conocemos como spine.

Los fabricantes de flechas en la actualidad nos ofrecen tablas donde combinando el tipo de arco que usemos con nuestra apertura y la potencia real que desarrollemos, podremos escoger la flecha que más nos conviene. Estas tablas ofrecen una referencia de la flecha a escoger, teniendo en cuenta nuestras preferencias en el peso de punta y largo de flecha. Al principio estas tablas pueden parecer un poco lío, pero la práctica hará que en poco tiempo las dominéis con facilidad, aunque para empezar es bueno preguntar en vuestra tienda de referencia para así evitar problemas.

Para quienes se decanten por las flechas de madera puede ser un poco más complejo dependiendo del vendedor, pero hoy por hoy no debería ser problema ya que incluso estas flechas se suelen vender agrupadas por su rigidez.

¿Es lo mismo calibre y spine?

Esta es una buena pregunta ya que los términos pueden llevarnos a error, pues cuando se habla del spine hay quien lo usa como sinónimo de calibre, y es bueno puntualizar que no son lo mismo.

El spine se refiere únicamente a la flexión de la flecha, el calibre a su diámetro. Si a veces se usan como sinónimos es porque en las flechas de aluminio, que actualmente están cayendo en desuso, el spine cambia con relación a su calibre y la costumbre era pedir las flechas por el calibre y no por su spine.

En las flechas de madera tener esto en cuenta es muy importante pues dentro de un mismo calibre encontraremos diferentes spine. Los cambios en la densidad que se dan en una pieza de madera aportan esa variabilidad al material.

No quisiera terminar este artículo sin mencionar que una vez escogido el spine de nuestras flechas, que es una referencia de rigidez estática, aun tendremos que ajustar la rigidez dinámica para que el vuelo de nuestra flecha sea correcto. Esto dependerá de factores como el tipo de emplumado que escojamos, el número de hilos de nuestra cuerda o el forro que usemos Pero este ya es tema para otro artículo que escribiré en el futuro.

Buenas flechas y hasta la próxima Nota de Lignum.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.