En esta segunda parte (haz clic aquí si deseas leer la primera) nos vamos a arriesgar a ofrecer una traducción al castellano de este preciso término inglés que define nuestra amada profesión, una traducción que va un poco más allá e inventa un nuevo nombre para denominarla.

Como sucede en muchas ocasiones la respuesta llegó gracias a la casualidad. Cierto día tomando café con una amiga, que es licenciada en filología hispánica, le comenté sobre el primer artículo escrito y la imposibilidad que encontraba para hacer una traducción directa inglés-español de la palabra bowyer. No había pasado mucho tiempo cuando me dice tan tranquila:

– Arquista, a arco solo hay que añadirle -ista como en ebanista.

Acababa de crear un neologismo, o lo que es ligual se había inventado una nueva palabra. No es algo tan infrecuente; en todos los idiomas se crean nuevas palabras, en algunas ocasiones por necesidad de nuevas denominaciones, como es nuestro caso, y en otras por simple moda, como cuando se adaptan palabras de otro idioma existiendo términos en el propio (extranjerismos).
Nuestra amiga no le dió mayor importancia a su creación, como quien alumbra palabras cada día, pero lo cierto es que nos pareció tan elegante la forma en que lo hizo que nos vemos obligados a explicarla. En este caso el recurso que utilizó fue el de derivación, donde lo que se hace es añadir prefijos o sufijos a la raíz o lexema de una palabra. Esto quiere decir que había cogido la raíz [arco] y le había añadido el sufijo -ista, que en su segunda acepción la RAE lo define como: sufijo que forma sustantivos que designan generalmente a la persona que tiene determinada ocupación, profesión u oficio. Almacenista, periodista, taxista.

Extracto de la RAE

Al crear una nueva palabra había conseguido justo lo que se buscaba, encontrar una definición propia para nuestro oficio, que es el de diseñar y fabricar arcos, y que esta no pudiera confundirse con los términos deportivos que ya existen. Con arquista Gemma Alonso López, que así se llama nuestra amiga e inventora de palabras, lo consigue a la perfección y de forma elegante. Quedando entonces arquero y arquera para definir a quien se dedica al tiro con arco y arquista para aquellos que nos dedicamos a su diseño y fabricación.

Esperando que este breve artículo os haya gustado os invitamos a emplear dicho término que, a partir de ahora, emplearemos nosotros, como aspirantes al título de “Maestro Arquista”. Hasta que ello suceda, saludos y buenas flechas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.