En el primer artículo de esta serie explicamos la utilidad de la curva de potencia para valorar el rendimiento de los arcos, por eso era de rigor que en el segundo capítulo explicáramos cómo crear la de vuestros propios arcos, también podreis descargar una hoja de cálculo que os facilitara la tarea de crear la gráfica y de hacer los diferentes cálculos de eficiencia. (pulsa aquí para descargarla)

Los datos que necesitamos para crear nuestra curva de potencia y obtener las diferentes eficiencias del arco son: apertura-potencia, peso de flecha y velocidad de flecha, como os indicamos bastará con introducirlos en la celda correspondiente dentro de la hoja y el resto estará hecho. Para recoger los datos de apertura-potencia necesitamos medir la potencia del arco pulgada a pulgada. Cuando vayamos a hacerlo debemos tener en cuenta el estándar que usamos los fabricantes para medir la apertura, este establece que: La medida real de apertura se corresponde con la medida comprendida entre el punto de contacto del culatín con la cuerda y el punto más profundo de la empuñadura más 1¾”.

Para eliminar posibles dudas vayamos con un ejemplo práctico de cómo tomar estas medidas:

Apertura de un arco ajustada al estándar AMO

Tomaremos como ejemplo un arco que tiene un fistmelle de 6½”, para ajustar la medida al estándar AMO debemos sumarle 1¾” , quedándonos que la apertura real del arco ya está en 8¼”.

 

 

Bastidor de pruebas para medir y ajustar arcos

Una vez ajustada la medida, usando una pesa de arcos, iremos tomando la medida de potencia que nos de el arco abriendolo pulgada a pulgada. En nuestro caso abrimos ¾” y nos encontramos en las 9” de apertura real del arco, aquí anotaremos el valor que se registre en nuestra pesa, continuamos abriendo otra pulgada para medir el siguiente paso y seguimos así hasta 28”, si usamos otras aperturas deberemos tener en cuenta que estamos fuera de los estándares de los fabricantes aunque para uso personal es totalmente válido. Para hacer estas mediciones es útil usar una flecha con las medidas marcadas o, para los más osados, fabricar un bastidor de pruebas como el que mostramos en la foto.

Ahora que ya tenemos los datos de potencia apertura podremos completar el estudio de nuestro arco añadiendo los datos de peso y velocidad de flecha. Para obtener estos datos, deberemos usar una pesa de precisión para pesar las flechas y un cronógrafo para medir su velocidad, es recomendable tomar los datos de varias flechas similares y hallar una media con esos datos para introducir en el cálculo.

 

Hoja de cálculo con la gráfica en el centro y las columnas de datos

Con todos los datos en nuestro poder y una vez descargada la hoja de cálculo podemos disponernos a rellenarla y ver que nos cuenta de nuestro arco. Al abrirla encontramos una gráfica en la zona central flanqueada por varias tablas, una a la derecha y tres a su izquierda.

 

Columna donde introducir los datos de potencia

En la tabla de la derecha usaremos la columna central para introducir los datos de potencia-apertura y nuestra curva irá creándose de forma automática mientras en la columna de fondo amarillo nos ofrece el incremento de potencia entre cada paso.

A la izquierda de la gráfica encontramos otras tres tablas: en la primera tabla podemos anotar los datos del arco que estamos midiendo para que quede registrado; en la segunda tabla incluimos los datos de peso y velocidad de flecha, necesarios para la eficiencia dinámica del arco; en la tercera tabla es donde se calcula de forma automática los datos de:

  • Potencia @ 28”: esta es la medida estándar usada por los fabricantes para marcar la potencia de los arcos

    1ª Datos del arco – 2ª Peso y velocidad de flecha

  • Potencia máxima: este valor es el máximo medido en el arco, puede ser el que nosotros queramos medir menor o mayor de 28”. Al relacionarlo con la energía almacenada nos dará la eficiencia estática para los valores que usemos, si queremos hacer una comparativa estándar deberemos tenerlo en cuenta, como indica Norb Mullaney en su artículo: “For comparative bow tests we standardize all data by using the AMO standard 28-inch draw length as the value for testing”

“Para hacer comparativas de arcos estandarizamos los datos mediante el uso de la norma AMO de longitud de apertura a 28” como valor para las pruebas.”

  • Energía almacenada: es la potencia real que acumula nuestro arco en sus palas para la potencia medida de la que solo una parte será transmitida de forma efectiva a la flecha, por eso también es necesario conocer su eficiencia dinámica.
  • Eficiencia estática: este índice se extrae al relacionar la Energía almacenada y la Potencia máxima. Cuanto mayor sea este porcentaje más energía es capaz de almacenar nuestro arco, cuánta de esta se transmita de forma efectiva a la flecha será lo que nos indique la eficiencia dinámica.
  • Eficiencia dinámica: es un índice que se obtiene relacionando la Energía cinética (EK) con la Energía almacenada. Como ya comentamos lo que medimos es la energía que se transfiere a la flecha de forma efectiva, indicar aquí que debemos usar flechas con un peso siempre igual o superior al mínimo que recomiende el fabricante.
  • Energía cinética (EK): la obtenemos relacionando el peso de la flecha y su velocidad (ft/lb). Este dato en nuestro caso solo se utiliza para obtener la eficiencia dinámica, pero es un dato importante en balística, ya que se puede usar para medir el alcance y penetración de los proyectiles.
  • Grains por libra: este dato no se necesita para ningún cálculo, pero ya que nuestra intención es que uséis esta hoja como un registro más de vuestro material decidimos incluir este dato por la importancia que tiene, la cual explicaremos en un próximo artículo hablando del peso mínimo de flecha.

En nuestra recopilación y estudio de información sobre el diseño y el rendimiento de los arcos no hemos encontrado ningún estándar para catalogar la eficiencia que ha de tener un arco que se incluya en una gama de calidad u otra, por eso dejaremos esa sección a vuestro buen criterio y experiencia, pues estamos seguros que compartiendo esta información en vuestros clubes y asociaciones podréis hacer una comparativa entre vuestros arcos y descubrir cosas interesantísimas.

Esperamos que disfruteis tanto de este artículo como nosotros escribiendolo y que nos dejéis vuestras dudas o sugerencias en los comentarios. Hasta que nos volvamos a leer os deseamos buenas flechas y mejores sensaciones.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.