Después de publicar la primera parte de este artículo, Fistmele. Un anglicismo muy castizo, pedisteis que hablara de como regular o encontrar nuestro fistmele, así que con esa intención os traigo esta segunda parte.

Casi todos sabemos que al comprar un arco el fabricante nos da un margen de medidas para el fistmele, o brace height, que debemos respetar. En este margen encontraremos el funcionamiento óptimo de nuestro arco. Recordad que de no respetar los margenes de esta medida se pierde la garantía, cuestión que también tiene su explicación.

El fistmele exacto para cada deportista siempre se encuentra dentro del margen que nos da el fabricante. No respetarlo invalida cualquier garantía.

Definir el fistmele de un arco no es cuestión de azar ni los arquistas nos guardamos “un margen de seguridad”, como se oye en algunas líneas de tiro. Para definirlo partimos de unas medidas iniciales según el tamaño y el perfil de la pala combinado con el tamaño de cuerpo. Luego estas medidas han de ser ajustadas dependiendo de los materiales o tecnologías que compongan las palas, esto se consigue a través de diferentes pruebas de rendimiento.

Una vez definida esa franja, es donde sabemos que el arco entregará el máximo de energía a la flecha. Si está por debajo el arco se quedará gran parte de la energía y la dispersa en forma vibraciones, en este caso el vuelo de la flecha se verá afectado de forma negativa, perdiendo velocidad de salida y tensión de vuelo. Si por el contrario subimos por encima de la medida establecida, cuando nuestras palas quieran entregar toda la energía almacenada tampoco les dejaremos hacerlo de forma eficiente. En este caso la energía no se dispersa y sobrecarga las palas, lo que con el uso y el tiempo las terminará dañando de forma irreparable, incluso produciendo su rotura, de ahí que la garantía este vinculada a que esta medida se respete.

¿Cómo encontrar el fistmele correcto?

Cada combinación concreta deportista-arco-flecha tiene su fistmele exacto y aunque podríamos explicar eso de que la cuerda va oscilando mientras empuja la flecha y que al sobrepasar el punto de equilibrio y bla bla bla… como ya os habrá explicado algún gurú. El caso es que aunque esa información es cierta, no ayuda en nada para saber qué hay que hacer para que eso suceda.

Lo que sí os servirá es que os digan cómo encontrarlo de forma práctica. Seguramente habréis escuchado que el fistmele correcto es donde el arco menos suena y también que es donde mejor agrupa. El método de prueba error os demostrará que la segunda es la forma más fiable para hacerlo, al ser la única que utiliza un método científico a la par que sencillo. Si bien es cierto que hay una explicación para que el arco suene menos donde mejor agrupa, eso no significa que ajustar de oído sea un método fiable al cien por cien.

Para buscar el fistmele lo primero que deberemos hacer es colocar todos los elementos que vaya a llevar el arco cuando lo usemos, así si usamos pompones como silenciadores o setas en la pala o incluso un carcaj de arco deberemos hacer los ajustes con ellos puestos. En realidad cualquier ajuste dinámico que se le haga a un arco ha de llevar todos los elementos que vayamos a usar.

Prueba de fistmele a 15,5cm

Prueba de fistmele a 16,5cm

El método que usaremos es tan sencillo que basta con llevar varios folios al entrenamiento y usarlos para tomar muestras. En la sesión de tiro que vayamos a ajustar nuestro arco empezaremos tirando un rato para que nuestros músculos calienten y estén en forma para hacer buenos tiros. Luego empezaremos poniendo una cuartilla de nuestros folios y tiraremos una tanda de flechas sobre ella, al ir a recoger la cambiaremos por otra y anotaremos el fistmele usado, creando así una muestra.

Prueba de fistmele a 17,5cm

Repitiendo estos pasos con pequeñas variaciones de fistmele podremos ver con facilidad en qué medida hacemos mejores grupos y decidir cuál es nuestro mejor fistmele. Si además repetimos esta operación varios días y vamos haciendo pequeñísimas variaciones los resultados nos dirán sin margen de dudas cual es nuestro fistmele perfecto.

Esperamos que a partir de hoy encontrar el fistmele más adecuado os sea sencillo, ya que esta medida es realmente importante para obtener un buen resultado y cuidar nuestro material. Como siempre os invito a que dejéis vuestras opiniones y que compartáis esta Nota si os ha gustado. Buenas sueltas y hasta la próxima Nota de Lignum.

4 comentarios
  1. Carlos Quintana
    Carlos Quintana Dice:

    Estoy de acuerdo contigo César. Esta es la forma más correcta de ajustar el fistmel. Yo, además hago un paso más y es que cuando encuentro el fistmel de mayor agrupación, sigo subiendo esa medida varias veces y observo que la agrupación se vuelve a abrir, con lo que se exactamente cual es la medida idónea.
    Muchas gracias por tu artículo, es muy instructivo

    Responder
  2. Francisco
    Francisco Dice:

    Pues estoy en ello con mi arco. Os iré contando. Gracias Cesar, como siempre eres de gran ayuda y placentero intercambiar impresiones.

    Responder
    • LVB_webmaster
      LVB_webmaster Dice:

      De nada Francisco, es un placer compartir el conocimiento y que todos juntos podamos crecer. Ya nos contarás que tal te fue este metodo.

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.